Logo BDcollect

Productos de colección de cómic europeo.
Originales de colecciones privadas

Buscar

El personaje de Tintín y su influencia

Tintín es uno de los personajes más famosos y queridos de la historieta europea. Creado por el dibujante belga Hergé en 1929, ha protagonizado 24 álbumes que narran sus aventuras por todo el mundo, acompañado de su fiel perro Milú y de otros personajes inolvidables como el capitán Haddock, el profesor Tornasol o los detectives Hernández y Fernández.

¿Pero cómo nació Tintín? ¿Qué lo hizo tan popular? ¿Qué secretos esconde su obra?Repasamos la historia y el éxito de este reportero intrépido que ha cautivado a generaciones de lectores.

Los orígenes de Tintín

Tintín apareció por primera vez el 10 de enero de 1929 en el suplemento infantil Le Petit Vingtième, del diario católico belga Le Vingtième Siècle. Su autor, Georges Remi, más conocido como Hergé, era un joven ilustrador que había creado previamente otro personaje de historieta, Totor, que le sirvió de inspiración para Tintín.

El primer álbum de Tintín se tituló Tintín en el país de los soviets y fue una sátira anticomunista encargada por el director del periódico, el abate Norbert Wallez. En él, Tintín viajaba a la Unión Soviética y descubría las miserias y atrocidades del régimen estalinista. El álbum tuvo un gran éxito entre el público belga, que acogió con entusiasmo al joven reportero y a su perro Milú.

A partir de entonces, Hergé continuó publicando las aventuras de Tintín por entregas en Le Petit Vingtième, enviándolo a diferentes países y continentes. Así, Tintín visitó el Congo, Estados Unidos, Egipto, la India, China, el Tíbet, la Luna y muchos otros lugares. En sus viajes, se enfrentaba a todo tipo de peligros y villanos, como traficantes, espías, mafiosos o dictadores.

El éxito internacional de Tintín

Las aventuras de Tintín pronto traspasaron las fronteras de Bélgica y se publicaron en otros países y lenguas. La primera traducción fue al inglés en 1935, seguida del sueco en 1936 y del danés en 1937. Actualmente, los álbumes de Tintín se han traducido a más de 100 idiomas y dialectos y se han vendido más de 250 millones de ejemplares en todo el mundo.

El éxito internacional de Tintín se debe en gran parte a la calidad artística y narrativa de su autor, Hergé, que supo crear un estilo propio y reconocible llamado «línea clara». Este estilo se caracteriza por el uso de trazos simples y limpios, colores planos y realistas, una gran atención al detalle y una cuidada documentación sobre los escenarios y las culturas que aparecen en las historias.

Además, Hergé dotó a sus personajes de una gran personalidad y carisma, haciendo que el lector se identificara con ellos y con sus valores. Tintín es un héroe valiente, honesto, inteligente y solidario, que siempre defiende la justicia y la libertad. Milú es su fiel compañero, divertido y expresivo. El capitán Haddock es un marino gruñón pero generoso, que aporta humor con sus juramentos e insultos. El profesor Tornasol es un científico despistado pero genial, que inventa artilugios increíbles. Bianca Castafiore es una cantante de ópera egocéntrica pero simpática, que adora al capitán Haddock. Hernández y Fernández son dos detectives torpes pero entrañables, que siempre meten la pata.

El legado de Tintín

Tintín es más que una simple historieta. Es un fenómeno cultural que ha influido en el arte, la literatura, el cine y la sociedad. Muchos artistas y escritores han reconocido la influencia de Tintín en su obra, como Andy Warhol, Steven Spielberg, Umberto Eco o Gabriel García Márquez. También hay numerosos estudios y ensayos sobre el universo de Tintín, que analizan sus aspectos históricos, políticos, sociales y filosóficos.

Además, Tintín ha trascendido el papel y se ha adaptado a otros medios, como el cine, la televisión, el teatro, la radio y los videojuegos. La adaptación más reciente es la película de animación Las aventuras de Tintín: el secreto del unicornio (2011), dirigida por Steven Spielberg y producida por Peter Jackson.

Tintín también ha generado un gran movimiento de fans y coleccionistas, que se reúnen en clubes, asociaciones y eventos dedicados al personaje. Uno de los lugares más emblemáticos para los tintinófilos es el Museo Hergé, inaugurado en 2009 en la ciudad belga de Lovaina la Nueva, que alberga una gran colección de originales, bocetos, objetos y documentos relacionados con la obra de Hergé.

Para los amantes del libro ilustrado, tintín es un personaje que ha marcado la historia de la historieta y que sigue vigente y fascinando a nuevas generaciones de lectores. Como dijo Hergé: «Tintín soy yo. Es mi único hijo. Es mi doble idealizado». Y como dijo el capitán Haddock: «¡Mil rayos! ¡Qué aventura!».

Novedades
Te puede interesar
Ir al contenido